Economía física, economía mental

  Mientras la mayoría estará con el fútbol, hagamos un breve resumen económico. Desgraciadamente casi todos quieren volver al tiempo anterior a la crisis, precios de pisos volviendo a subir, créditos para todos, etc. Las quejas se producen cuando alguien pierde alguno de los privilegios que había conseguido. Mi opinión es que los tiempos anteriores no volverán (al menos durante 20 años o más). La solución pasa por admitir que tenemos un problema grave y creo que seguimos más preocupados del fútbol y otras chorradas (en realidad es que no se creen o no se quieren creer que les afectará a ellos).

   Cumplido con el párrafo económico que sirve de poco de momento, (espero equivocarme pero algún día creo que los leerán todos y verán que clarito estaba y que poco querían mirar), me paso a “mi” utopía.

   Me considero una persona rica, tengo todo lo que deseo y ya tengo una edad donde el dinero “sólo” sirve para la felicidad de los demás. Con toda seguridad, mucha gente se considera más rica que yo en la “economía física” ya que dispone de más dinero o de más cosas materiales. Con toda seguridad y afortunadamente, han habido, hay y habrán personas que son más ricas que yo en la “economía mental”. Para los que se consideran más ricos que yo en lo físico, recuerden que “no es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita”. Para los que han sido, son y serán más ricos que yo en la mente, gracias por aplicar bondad en vez de justicia. Recuerden que, visto lo visto, yo quiero vivir en una dictadura donde mande un “rico mental”.

  Como me gusta últimamente les planteo, ¿si estuvieran en una situación complicada preferirían estar rodeados de ricos físicos o mentales?.  Si contestan ricos físicos les aconsejo que lean otra cosa, ya que poco les puede aportar lo escrito. Si contestan ricos mentales pero …., recuerden que se contestan a ustedes mismos. Los demás, aquellos a los que admiro me contestarían, (en realidad lo hacen todos los días), yo me pongo en la situación complicada para que tú no lo estés. Como tengo conmigo a personas que aplican esto último, sólo puedo decir que soy muy “rico de corazón” y que si estropeo mi corazón debe ser con personas de este estilo. Hacerlo por otros sería aplicar justicia y no bondad, y lo gracioso, es que los beneficiados no lo aprovecharían.

   Si los ricos físicos supieran el negocio que es ser rico mental, serían ricos mentales aunque fuera por negocio.

Advertisements
This entry was posted in Reflexión. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s