No parece que nos guste oir la verdad

  Banco Santander cree que es el momento de volver a creer en el ladrillo. El mayor grupo financiero de España ha decidido poner en marcha alrededor de 140 promociones inmobiliarias a través de las que van a construir cerca de 5.000 viviendas, un tercio de las cuales ya han sido vendidas sobre plano

Santander lanza la mayor promoción de viviendas tras el ‘crash’ del ladrillo

  Obviamente eso es lo que la gente quiere oir, volvemos a la burbuja inmobiliaria y a vivir que son dos días. Desgraciadamente hay otras noticias que no dicen lo mismo: Fagor, Roca, Pikolín, Panrico… las empresas de toda la vida, en problemas. Las empresas siguen cayendo, cada vez son más grandes. Excepción hecha de aquellas que mantenemos entre todos, mientras podamos claro (bancos, inmobiliarias, constructoras, eléctricas, telecomunicaciones, …). Incluso así no dudo que la gente vuelva a comprar pisos. Volverán a confiar en los bancos donde les dirán que su dinero en un depósito no les dará nada y que alquilando el piso sacarán una rentabilidad del 4% o 5%, como poco. Por supuesto nadie les dirá que el IBI, la tasa de basura, etc. se puede poner por las nubes, simplemente es hacer un nuevo catastro y decir que ese piso vale tres veces más. Nadie les dirá que si el IPC está cayendo eso es deflación, es decir, las cosas cada vez valen menos y por lo tanto lo mejor es tener dinero. La mayoría que escape de una compra seguirá dejando el dinero en un banco, corriendo el riesgo de perderlo en cuanto los políticos lo necesiten.

  Parece que algunos funcionarios se huelen algo raro,  las jubilaciones voluntarias de funcionarios se triplican en 2012. Seguimos con la filosofía de buscar nuestra solución individual, lo único que permite eso es aguantar un poco más a quien lo ha hecho, pero como las empresas del párrafo anterior, al final también les alcanzará a ellos. Si crece mucho la parte superior de la pirámide, más lo tiene que hacer la base (creo que es sencillo de entender pero no parece que guste oirlo). El mismo razonamiento se puede hacer para los trabajadores públicos, si las empresas siguen cerrando el estado recaudará menos dinero por impuestos, y de ese dinero es de donde se sacan las nóminas de los empleados públicos.

  Es muy triste ver como la gente sólo se preocupa cuando les afecta a ellos. Es duro decirle a la gente que todavía no sufre la crisis, “el caballo blanco de Santiago es blanco” y que la contestación sea “y que quieres ahora”. Afortunadamente hay personas que merecen la pena y por ellas hay que aguantar (la paciencia existe para ello). Que sentido puede tener la vida si sólo hay personas del tipo “y que quieres ahora”. Hacia el mundo donde vamos, las personas del “y que quieres ahora” tienen mucho que perder y deberían tener en cuenta, nadie sabe que día le toca dejar este mundo, cuidado porque se pueden levantar un día y  obtener por respuesta, “y que quieres ahora”.

  En cualquier caso pueden pensar que no han leído este post, y por tanto no tener que reflexionar sobre él.

Advertisements
This entry was posted in Ahorro. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s