Un cuento de la familia

  Haciendo un pequeño juego de palabras, espero ver algún día brotes verdes en las familias. Desgraciada o afortunadamente, estamos en una época donde el sentido de familia puede ayudar mucho a resolver los problemas que tenemos. El sentido de familia es anteponer a los tuyos a tí, ver el sacrificio como un deseo y elegir la bondad a la justicia.

   Se dice que nos encontramos en un cambio de ciclo respecto al bienestar de las personas, que las siguientes generaciones vivirán peor que las actuales. Permitirlo puede ser muy perjudicial para el sentido de familia luego, ¿como es posible que pueda ocurrir?.

   En mi humilde opinión sólo hay dos opciones:

No se cree que ir a peor pueda ocurrir

Se entiende el sentido de familia de otra manera

   Si lo que ocurre es la primera opción,  es “estar distraído” de lo importante. Si ocurre lo segundo, es “sembrar vientos”. Con paciencia habrá que esperar que las cosas cambien, lo malo es que el tiempo no se detiene y no se puede “regresar al futuro” para cambiar las cosas. Quienes sufran en la espera que se protejan, serán muy necesarios en su momento. El resto sólo decirles que cuando lo noten, recuerden que hay quien lleva sufriendo y sigue prefiriendo ayudar.

 

Advertisements
This entry was posted in Reflexión. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s