¿Hora de divulgar?

    Aunque les parezca largo, creo que es interesante. Como dice el título, puede ser que sea hora de divulgar.

En cuanto a mi mismo, mis opciones son limitadas. Tengo mi trabajo como investigador del CSIC que me gustaría mantener (la ciencia es mi vida) pero justamente mi línea de trabajo principal (dejando de lado los pequeños trabajos de investigación que estamos haciendo en materia de política energética) tiene una componente tecnológica muy fuerte (oceanografía por satélite y procesamiento avanzado de la señal) que justamente la hace estar en mayor riesgo de perecer en medio de la zozobra actual. Por si fuera poco, la institución que me acoge hace aguas y podría acabar desapareciendo en un plazo no muy dilatado de tiempo. Dedico no pocas energías a crear alternativas viables para mi y para mi equipo mientras capeamos las restricciones presupuestarias, y al tiempo intento mantener mi trabajo de investigación; a ratos libres voy explorando los planes B, C y D por si todo lo demás falla; tengo mi familia… El tiempo se me agota y si no fuera por que dedico dos viajes de tren a la semana al blog y algunas veces sustraigo tiempo de las ya escasas horas de sueño simplemente debería parar mi esfuerzo de divulgación. Y yo tampoco soy inmune al Peak Oil: puede que dentro de unos meses mis esfuerzos por simplemente mantenerme a mi y a mi familia afecten de manera significativa a mi capacidad de divulgación (de hecho, ya afectan pues no tengo tanto tiempo para mantenerme al día o para acabar algún análisis clave que proyecto desde hace meses).

No saber en tiempos de crisis tiene un precio: no se podrá hacer un diagnóstico preciso de la situación si no se sabe qué es lo que está pasando en realidad. Hay mucha gente interesada en difundir una cierta visión de las causas y soluciones de esta crisis y que por desgracia tienen mucho más acceso a los medios de comunicación que los pocos que van quedando para divulgar el problema de los recursos. Pero esas soluciones interesadas, por supuesto, no funcionan, porque no van a las causas reales de los problemas. El fracaso sucesivo de las diversas medidas que en vano intentan atajar la crisis favorecerá un mayor malestar social y mucha más inestabilidad, situación desde la cual yo sólo veo dos derivas posibles: o bien que surjan salvapatrias con soluciones milagro y se implante una feroz dictadura que acabará con tantas cosas útiles y hasta necesarias, o bien que la masa enfurecida, harta de tantas decepciones, cargue contra todo y lo destruya todo. Ése en realidad es el mayor lujo, el mayor derroche: destruir todo lo que ahora tenemos. Y desgraciadamente éste sí que nos lo permitiremos, si no cambiamos pronto de rumbo.

Cuando el saber se vuelve un lujo que ya no nos podemos permitir.

    Recuerden que “el caballo blanco de Santiago es blanco”. El Fondo de Garantía de Depósitos cerró 2012 con un agujero de 1.247 millones.

   Si hay que poner normas debe ser porque hay algunos que quieren no seguir el desastre.  El Gobierno penalizará a quienes generen su propia electricidad.

   Ya quiebran hasta grandes ciudades de EEUU. La ciudad de Detroit se declara en bancarrota.

   En mi opinión, nada de esto es nuevo. Creo que quien ha querido leerlo, ha tenido muchas oportunidades.  Cuando planteo “divulgar” me refiero a los cercanos, el resto lo normal es que no quieran saber, se molesten, etc. De los funcionarios del CSIC, supongo que el 95-99% no se creerá nada de lo que dice el primer enlace, y con todo el respeto a la persona de ese blog, creo que él no acaba de entender que en un momento como éste, hay riesgos que afectan a mucha más gente (al igual que pasó lo de Chipre y acaba de pasar lo de Detroit, …)

    Las noticias que pongo creo que son las mismas que ya he puesto, simplemente es que cada vez hay menos tarta de la que hemos comido estos años y hay que adaptarse a otra tarta. Para animar, piensen que van a vivir como sus padres para dejar a sus hijos algo mejor. Si lo piensan en silencio puede estar bien, eliminar lo superfluo del progreso y dejar aquello que realmente es beneficioso. Como ya dije en otro post, hay que conseguir la cadena de la bondad, lo contrario es querer engañarnos con que la tarta actual es infinita.

Advertisements
This entry was posted in Ayuda. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s