La dictadura del espíritu

  Me pueden llamar utópico, soñador o lo que les apetezca. Intentando entender lo que nos ocurre como sociedad creo que se puede progresar dando ciertos pasos.

   El primer paso consiste en preocuparse. Me refiero a intentar saber que ocurre, no decir a la primera “déjame tranquilo que eso no va conmigo”.

  El segundo paso podría ser, asumir que estamos para ayudar. Aquí intento incidir en que no se trata de escapar nosotros, mientras otros sufren.

  El tercer paso es “la dictadura del espíritu”. Si la gente se dejará guiar por el espíritu, es imposible que hubieramos llegado a donde estamos ahora. Como la frase me gusta mucho se las escribo, “yo no puedo dormir en cinco camas, ni puedo comer cinco veces”. A eso es lo que llamo espíritu y yo tengo la suerte de haberlo conocido.

Advertisements
This entry was posted in Reflexión. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s