Proteger lo que se tiene

Como ya he dicho, “el buen fin justifica los medios”. Un buen fin incluye proteger lo que se tiene para ayudar a los demás, lo contrario es lanzarse al vacío confiando en que vas a caer en una colchoneta que yo sigo sin ver, el famoso comentario, “no nos dejarán caer ya que no les conviene”.

Para intentar ver las cosas como yo las veo, pongo una serie de premisas que creo hay que tener en cuenta (que quede claro que me referiré a bancos alemanes y franceses, como si estuviera hablando de los bancos de la Europa del Norte que pertenecen al euro):

– En los rescates de Grecia, Irlanda y Portugal iniciales no ha habido quitas en la deuda y los depósitos, ya que quienes tenían que perder eran los bancos alemanes y franceses. Directamente en el caso de Grecia e Irlanda, e indirectamente en el caso de Portugal (la razón se explica más adelante).

– Una vez los bancos alemanes y franceses se libraron de la mayoría de la deuda que tenían de Grecia, proceden a una quita en la que, ojo, el Banco Central Europeo no se ve afectado, el resto de los acreedores se vieron afectados, uno de ellos Chipre (sus bancos). La deuda que soltaron los bancos alemanes y franceses se les pasó a los bancos griegos, al BCE y a pequeños inversores que jugaron a “ganar la lotería”.

– En el rescate a Chipre, después de verse perjudicado por las quitas del segundo rescate a Grecia, de nuevo el BCE no se ve afectado por quitas y como la emisión de bonos en Chipre es muy pequeña, salvo las emisiones del BCE, se decide que las quitas afectan a los depositantes.

– En Portugal, la deuda está en manos, fundamentalmente, de los bancos portugueses, españoles y del BCE. El retraso en hacer quitas en Portugal se debe a que hay que intentar librarse de la mayor parte de la deuda que deben los bancos y cajas españoles, a los alemanes y franceses. Si se decide hacer quitas al estilo de Grecia y Chipre, se verían afectados los bancos y cajas españoles, y de rebote afectaría a los bancos alemanes y franceses. Recuerden que el BCE no participa de quitas, ellos son intocables parece.

– En los últimos años el BCE presta dinero a los bancos españoles e italianos para que compren la deuda de sus respectivos paises. Recuerden también que el fondo de reserva de las pensiones se ha invertido en la deuda de España y los planes de pensiones tienen toda la pinta de estar en el mismo sitio. Los prestamos consiguen que los bancos alemanes y franceses se salgan del problema de la deuda pública. A eso hay que unir que España ha pedido dinero para rescatar a los bancos, y el prestamo lo hace el BCE. Ese dinero eran deudas que se tenía con bancos alemanes y franceses y que por lo tanto se están librando de ese problema. Es decir que la deuda pública y la de los bancos está en manos de los propios bancos del país y del BCE. Aplicando las reglas anteriores, como el BCE es intocable, en caso de quitas los candidatos son los bancos que tienen deuda del país, que al no disponer de liquidez deben tirar de  “LOS DEPÓSITOS”.

Después de la larga introducción, yo creo que el riesgo de los depósitos en los bancos españoles es alta y por tanto se debería pensar en buscar formas de protegerse.

A grandes rasgos, las opciones posibles son:

1.- Sacar el dinero de las entidades y guardarlo en …..

En esta opción se corren los riesgos de donde guardarlo pero en caso de corralito, tipo Chipre, durante un cierto tiempo te asegura que puedes seguir consumiendo. En esta opción se puede pensar mantener parte del dinero en monedas diferentes a la nuestra. Soy de la opinión de que el euro termina roto, si la decisión es que se vayan los países del sur, esta opción (pensando en euros) te permite tener ventaja ya que no te pueden obligar a cambiar estas cantidades a la nueva moneda que, seguro, será devaluada al momento. Si quien abandona el euro son los del norte (Alemania en concreto) se pierde la ventaja anterior.

2.- Reducir deudas.

Esta opción se plantea por si llegado un momento difícil, se produce una inflación muy superior en impuestos y gastos que en ingresos.  Es decir, lo que está ocurriendo ahora pero mucho más fuerte. En la actualidad estamos en lo contrario, “espiral deuda deflación”, cada vez tenemos más deuda y cada vez los bienes valen menos. El problema es que se plantee como acción de choque, la inflación.

3.- Abrir cuentas en entidades fuera del país.

En esta opción se supone que ese dinero guardado fuera del país no puede ser intervenido en caso de problemas. El problema puede aparecer si esas cuentas que, obviamente, son de “no residentes” se encuentran con la desagradable sorpresa que se crea una ley diciendo que esas cuentas son equivalentes a las que hay en nuestro país, por tener como titulares a españoles. Supongo que esto dependerá del país donde se haya abierto la cuenta (hay quien no le gusta que se entromentan en sus cuentas y hay quien si).

4.- Invertir en productos financieros que no pertenezcan a las entidades bancarias (acciones, fondos de inversión, etc).

En esta opción se confía en que las acciones de las compañias no se pueden intervenir, salvo que la empresa elegida quiebre, en cuyo caso se pierde todo. En el caso de los fondos de inversión, la tranquilidad viene por el hecho de que las entidades donde se tengan los fondos no son sus dueñas, sino sólamente actuan como intermediarios. Como en el caso anterior, si se crea una ley sobre “no residentes” en el exterior, o se tiene custodiado en entidades españolas, puede haber problemas.

5.- Invertir en bienes reales.

En esta opción se confía en que los pisos, los terrenos, los metales preciosos (oro, plata, etc.), … terminarán subiendo de valor cuando ya no se pueda ocultar que la deuda mundial es impagable y  que los papelitos terminarán valiendo cero.

Recuerden que proteger no significa ganar, sino intentar perder lo menos posible. Lo único que queda es que cada uno decida que le parece más adecuado y cuanto asignar a cada parte. Lo peor que creo que se puede hacer es “no hacer nada”. Por supuesto que la decisión debe ser global, teniendo en cuenta el patrimonio total que se tenga, y si es posible pensando en la unidad familiar, comunal o lo que mejor les venga.

Advertisements
This entry was posted in Ahorro. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s