¿Preparados o no?

Mientras estoy viendo por internet el parlamento de Chipre y leo que han aprobado las primeras medidas del denominado plan B escucho a Facundo Cabral. Curiosamente argentino como Jorge Mario Bergoglio.

Con ambos que fácil es aplicar “la paciencia es una virtud y quien sabe esperar gana” cuando se lee lo siguiente: El Papa celebrará la misa del Jueves Santo en un centro de reclusión de menores a los que lavará los pies  o se escucha frases como: “… la vida es como es, no como debería ser”, “… que llegará cuando deba llegar, porque lo que debe ser será”.

En realidad hay ejemplos en muchos sitios, incluso en aquellos que uno no comprende. Para mi la clave está en el fin, el buen fin justifica los medios. En ese sentido, se puede justificar aceptar y/o aplicar una solución mala ya que no hay solución buena para todos y esa puede ser la menos mala en general.

Si aplicamos lo dicho a la situación económica, en mi opinión hay que aceptar y/o aplicar una solución mala (se aplicará cuando deba ser, porque lo que debe ser será …). Es cierto que cuanto más se tarde será peor y aplicada por los gobernantes actuales puede ser muy mala, ya que su fin no es bueno y por lo tanto, no están justificados sus medios.

Siguiendo ese razonamiento, se entiende que el corralito es seguro (y no sólo el corralito) y que, por lo tanto, el buen fin es protegerse (sólo tienes que escuchar al otro, al que llevas dentro …)

La protección no puede ser confiar en aquellos a quien no les importa y que sólo (… si los malos supieran que buen negocio es ser bueno serían buenos aunque sea por negocio)

La protección debe ser pensando en quien te necesita (el servicio es una felicidad segura …)

Prepararse es (… no estar distraído del todo que es ahora mismo) y pensar en los demás (… sólo debes escuchar a tu corazón antes que intervenga tu cabeza …). Cuanto más tiempo pase, aquellos más distraídos que tú, caerán en la cuenta y podrás (… sin buscar nada, encontrar todo y estando en el presente, dirás y harás lo que hay que decir y hacer a cada momento … sin esfuerzo).

Recuerden que es el bien y (… se alimenta a si mismo)

Advertisements
This entry was posted in Ayuda. Bookmark the permalink.

2 Responses to ¿Preparados o no?

  1. unoquetiende says:

    La verdad que aquello que oí hace un buen tiempo, y a lo que no hice caso, de que el plan personal de protección para con los que te rodean es lo que daría una paz extra en esta crisis es una gran verdad. Éso de que la felicidad está en ayudar a los demás me ha marcado y lo considero la clave del bienestar personal. No es nada fácil encontrar esa paz interior personal cuando el ruido que nos rodea es tan bullicioso, pero conociendo a personas excelentes el camino es más sencillo, aunque no menos duro de alcanzar. En ello estamos, espero un día que se consiga. La verdadera felicidad está en las pequeñas cosas a priori insignificantes. La sonrisa de un niño, el abrazo de un familiar, el consejo sincero de un amigo…

    • Como dice Morfeo en Matrix:

      “Recuerda sólo te prometo la verdad”

      Nadie ha dicho que no sea duro, sin embargo si tienes un buen fin merece la pena. Lo que llamas la verdadera felicidad de las pequeñas cosas termina siendo tu manera de ser. Aquellos que se resisten (No están deprimido por algo que pasó, sino distraído del todo que es ahora mismo).

      Un abrazo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s