Cuento ya contado

Dos hermanos disponían de la misma cantidad de dinero, ambos estaban preocupados porque empezaban a ver que “la vida no parecía la misma”. Ambos solían fijarse en las cosas que pasaban a su alrededor, intentaban informarse y compartian información.

Hermano1: Que tal hermano2, ¿como estás?

Hermano2: Bueno no me puedo quejar hermano1, ¿y tú?

Hermano1: Tampoco me puedo quejar, aunque me parece que algo raro está pasando.

Hermano2: Si, las cosas no parecen iguales, pero bueno ya se sabe que hay momentos buenos y momentos malos. Hemos tenido los buenos, ahora tenemos los malos, pero en poco tiempo seguro que vendrán los buenos. Los que nos gobiernan, no permitirán que las cosas vayan a peor ya que no les conviene.

Hermano1: Si pero, ¿y si no es así?. Cada día parece que la cosa es peor y lo curioso es que ellos nos cuentan que van mejor.

Hermano2: Bueno, pero ya se sabe al final se tienen que poner de acuerdo.

Hermano1: Espero que si, pero yo “por si las moscas” voy a pensar en “el caso peor”. Si estoy un poco preparado para ese caso, supongo que cubro más opciones.

Hermano2: Pero Hermano1, ese caso peor es un disparate y no se ha dado nunca donde estamos.

Hermano1: Seguramente tengas razón, pero después de mucho pensar siempre llego a la misma conclusión. Y si …..

Advertisements
This entry was posted in Reflexión. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s